Abel Pintos, una fiesta familiar

Un recorrido de emociones se vivieron en el estadio Ciudad de La Plata este 24 de Noviembre cuando Abel Pintos, el cantautor argentino galardonado en su país hasta 3 veces con el premio Carlos Gardel -máximo reconocimiento a los artistas de la música- se presentó en el marco de una gira internacional que recorrió países de América latina y Europa.

Con las entradas agotadas “La gran familia abelera” (así se denominan sus seguidores) llenó el escenario principal de la ciudad que recibió hace apenas 15 días a Roger Waters y hace dos años a Rolling Stones. Esta vez fue Abel Pintos el encargado de hacerlo vibrar con su último trabajo discográfico “La Familia Festeja Fuerte”, un disco doble acompañado de un libro.

“La familia” fue llenando el estadio en orden y armonía, la previa animada por el artista colombiano y amigo de Abel, Santiago Cruz, que luego subiría al escenario junto a la estrella de la noche. Cruz interpretó algunas de sus canciones que los “abeleros” corearon con buen ánimo, una vez cumplida su presentación las luces se apagaron y empezaron los gritos de euforia y alegría.

Resonaba en el aire el sonido celestial de campanillas, luces azules, humo y gritos, con la guitarra a un lado Abel Pintos recorrió el escenario hasta enfrentar al micrófono en el centro del escenario y empezó el show.

 “De solo vivir” es la canción que eligió el artista para abrir el espectáculo con un público que saltaba y cantaba en coro con el estribillo “…un rayo de luz…” acompañado de una explosión de papelitos por el aire.

“Revolución”, “Pájaro cantor” y “Bella flor” son los temas que siguen y así continúa la noche pero antes se dirigió a su público “el show será muy largo” advirtió así fue transitando por un variado repertorio desde sus consagrados éxitos hasta sus nuevas canciones intercalando temas del cancionero popular argentino como “Pensar en nada” de León Gieco y temas del folclore como “La Flor azul”, pero su máximo punto es alcanzado cuando el cantante anunció, “que se pudra todo” e interpretó “El Alcatraz”, ritmo afro peruano que el artista supo imprimirle su impronta alegre y explosiva, el clima de fiesta invadió el Estadio de La Plata.

Belén viajó 80 km hasta La Plata desde Villa Adelina junto con su amiga Nora ambas acordaron llevar una vincha con un gran moño sobre la cabeza “es para que nos vea” relató Belén y cuenta que en los grupos de redes sociales se organizó una sorpresa para Abel que consistía en llevar cada uno un cartel impreso que mostrarían en determinado momento elegido democráticamente por votación a través de Facebook, twitter e instagram.


Belén y Nora luciendo sus grandes moños.

Los temas fueron pasando,  “Aventutra”, “Como te extraño”, “3”, “Flores en el rio”, “Todo está en vos” hasta que  casi finalizando la canción “Aquí te espero” toda la “Familia abelera” brazos en alto sostenían un cartel que rezaba “Que fortuna encontrarte”, el cantante no pudo resistir la sorpresa, tomándose la cabeza estalló en llanto. Belén resumió la noche con una sola palabra, “felicidad”.

Camila cuenta que se emociona cuando habla de “la familia”, va a todos los recitales acompañada de su hermana Romina por ella conoció la música de Abel cuando lo escuchó cantando junto a Mercedes Sosa. Viajaron desde Burzaco en la provincia de Buenos Aires, atravesaron algunas dificultades y hasta disturbios “pero valió la pena” dijo Camila que cuenta que apenas empezó a trabajar destinó sus primeros ingresos para la entrada a su primer recital, “fue el de River el primer día y hubo una tormenta terrible, Abel siguió cantando aunque estaba empapado el seguía con mucha humildad, fue hermoso, fue la mejor lluvia de mi vida”, recuerda. En todos los recitales los “abeleros” realizan la tarea colectiva de filmar, tomar fotos y hasta transmitir en vivo para compartir los recuerdos a través de los grupos de redes sociales contaron.


Camila y Romina con las camisetas de la gira frente al escenario.

“Que Dios y la virgen los proteja con su manto…” empezó a recitar el artista casi a modo de oración, ritual que suele repetir en todas sus presentaciones, “La familia” acompaña el momento brazo en alto y apuntando el escenario con la palma de la mano, de pie y cabeza gacha en un momento de comunión.

“Son días conmovedores, pasan cosas fuertes, pero a esta familia no la para nadie” dijo el artista agradecido y emocionado antes de interpretar el primer cierre, “Oncemil” pero “La familia” sabía que faltaba el bis y fueron cuatro donde incluyó su gran éxito “La llave”.

El tema elegido para terminar un encuentro que duró más de tres horas y treinta y ocho canciones fue “A-Dios” con un cierre a capella “Te pensaré, te sentiré, te extrañaré cada día” repitió Abel Pintos por más de tres minutos ante un público que acompañó cantando todas sus canciones.

Fotografías & Video: Jaime Avila Caro, corresponsal La Suiza Magazin en Argentina.