Suiza va a las urnas para definir el modelo de política sanitaria y judicial

Este 28 de noviembre los suizos vuelven a las urnas. El pase sanitario nuevamente es el centro de atención: los suizos son los primeros en el mundo en decidir el futuro de la gestión sanitaria. Además decidirán sobre la iniciativa para reforzar el sector de la enfermería, las mejoras en las condiciones laborales del mismo y la elección de jueces por sorteo o por el Parlamento.

221

Iniciativa de enfermería (Pflegeinitiative)
Agotados por la lucha contra el COVID-19, y aplaudidos desde los balcones durante la pandemia, el sector de trabajadores de enfermería ha sido sin duda uno de los más afectados por la crisis del COVID-19. En ese sentido reclaman por la gran escasez de personal y piden que se formen a más profesionales en ese rubro así como también poder permanecer más tiempo en el ejercicio de la profesión.

La iniciativa exige que el gobierno federal y los cantones promuevan los cuidados de enfermería basados en cuatro puntos:
• Para poder mantener la calidad de la atención, es necesario formar enfermeros y enfermeras cualificados.
• Las personas que trabajan en la enfermería deben ser contratadas de acuerdo con su formación y sus competencias.
• Se exige que la Confederación regule las condiciones de trabajo y garantice una remuneración adecuada de los servicios de enfermería.
• Los profesionales de la enfermería deben poder cobrar determinados servicios directamente a la caja de enfermedad.

A favor (JA) (Recomendación del Comité de Iniciativa)
Para el comité, la crisis de la enfermería es una realidad desde hace tiempo.
Se forman muy pocas enfermeras y demasiadas abandonan la profesión agotadas al cabo de unos años. En su opinión, la contrapropuesta indirecta del Parlamento es insuficiente, porque faltan medidas para garantizar que las enfermeras permanecer más tiempo en la profesión.

En contra (NEIN) (Recomendación del Consejo Federal y del Parlamento)
El Consejo Federal y el Parlamento quieren reforzar los cuidados. Sin embargo, la iniciativa va demasiado lejos para ellos, especialmente la regulación de las condiciones de trabajo por parte del gobierno federal. Su contrapropuesta garantiza que se forme rápidamente a más enfermeras y que se les den más competencias sin aumentar los costes y las primas.

Iniciativa de Justicia: elección de jueces
En la actualidad, el Parlamento elige a los jueces federales. De este modo, los puestos de jueces federales se eligen en función de la fuerza del partido al que están afiliados.

La opinión de los impulsores de la iniciativa de justicia, es que este procedimiento de elección perjudica la independencia judicial. Además, critican que los no partidistas no tienen ninguna posibilidad de ser elegidos.

La iniciativa de justicia quiere introducir un nuevo procedimiento de elección:
• En el futuro, los jueces federales serán elegidos por sorteo. Una comisión de expertos decidirá quién puede participar en el mismo. Sólo se debe admitir en el sorteo a personas que sean profesional y personalmente aptas para el cargo de juez.
• Las lenguas oficiales deben estar adecuadamente representadas en el Tribunal Supremo Federal.
• Los jueces federales podrían mantenerse en el cargo hasta cinco años, más allá de la edad normal de jubilación.
• A diferencia del sistema actual, los jueces no tendrían que presentarse a la reelección.
• El Parlamento sólo puede destituir a los jueces si han incumplido gravemente sus obligaciones oficiales o si ya no son capaces de ejercer el cargo de forma permanente.

A favor (JA) (Recomendación del Comité de Iniciativa)
Para el comité, los jueces federales apenas pueden juzgar con independencia en el sistema actual ya que temen la no reelección. Además, los candidatos sin partido no tienen ninguna posibilidad de ser elegidos. La iniciativa judicial quiere corregir estas deficiencias.

En contra (NEIN) (Recomendación del Consejo Federal y del Parlamento)
Para el Consejo Federal y el Parlamento, el procedimiento de sorteo no es adecuado para determinar los jueces federales. Una elección democrática sería sustituida por el azar. Además, no hay pruebas de que los jueces federales no juzguen con independencia. El sistema actual ha demostrado su eficacia.

Modificación de la Ley COVID-19 del 19 de marzo de 2021
Ante la controversia generada por las medidas que obligan a mostrar el certificado sanitario para acceder a restaurantes, cines y a la mayoría de los lugares públicos cerrados, las autoridades como un hecho único en el mundo han decidido que la política pública a implementar será decidida por las urnas.

La pandemia de COVID-19 exigió una actuación rápida y de gran alcance por parte del Consejo Federal para proteger a las personas y a las empresas, para ello recurrió a la legislación de emergencia. Desde que el Parlamento aprobó la Ley COVID-19 en septiembre de 2020 ha definido las medidas adicionales que el Consejo Federal debe tomar para combatir la pandemia y cómo debe contener los daños económicos. En respuesta a la evolución de la crisis, la ley fue modificada en varias ocasiones. Tras un referéndum, el electorado aprobó la ley el 13 de junio de 2021 con un 60% de los votos.

El 28 de noviembre, parte de la ley se someterá de nuevo a votación tras un nuevo referéndum. Se trata de los ajustes que el Parlamento decidió en marzo de 2021.

Con la modificación de la ley en marzo de 2021:
• El parlamento amplió las ayudas económicas a los afectados que hasta entonces no habían podido recibir ninguna o muy poca ayuda.
• Se profundizó en el rastreo de contactos para romper las cadenas de infección (Contact-Tracing) y se estipuló que la Confederación puede promover los Covid-Tests y asumir sus costes.
• El Parlamento también creó la base legal para el certificado Covid para personas recuperadas, vacunadas y negativas para las pruebas de Covid, con el fin de facilitar los viajes al extranjero y posibilitar ciertos eventos.

¿Qué pasa si la ley es rechazada?
Si la ley fuera rechazada, las enmiendas aprobadas por el Parlamento en la primavera serían revocadas a partir del 19 de marzo de 2022, un año después de su adopción, como lo prevé la Constitución Federal. Por lo tanto, ya no habría una base legal para emitir e inspeccionar certificados COVID. Sin embargo, los promotores del referéndum están a favor de un certificado COVID voluntario para facilitar los viajes al extranjero.

El apoyo financiero para grandes eventos también concluiría la próxima primavera. El Gobierno advirtió que las indemnizaciones diarias complementarias para los desempleados y la posibilidad de prolongar a 24 meses el derecho a la indemnización por desempleo parcial quedarían suprimidas.

Finalmente, el Gobierno ya no podría lanzar programas de financiamiento para el desarrollo de medicamentos u otros productos médicos importantes.

A favor (JA) (Recomendación del Consejo Federal y del Parlamento)
La Ley COVID-19, que ha sido modificada en varias ocasiones, permite una mejor protección de las personas y las empresas. Los ajustes de marzo de 2021 amplían las importantes ayudas económicas y cierran las brechas de apoyo. El certificado Covid simplifica los viajes al extranjero y permite celebrar determinados eventos.

En contra (NEIN) (Recomendación del Comité de Iniciativa)
Para el comité de iniciativa, la enmienda de marzo de 2021 es innecesaria y extrema. En su opinión, las leyes existentes son suficientes para proteger contra el COVID-19 u otras enfermedades. Según el comité, la modificación de la ley también conduce a una división de Suiza y a una vigilancia masiva de todos.

Ana Moncada. Abogada.
Badstrasse 8 5400 Baden (AG)
Stockerhof Dreikönigstrasse 31 A 8002 Zürich (ZH)
+ 41 76 347 48 56
+ 41 56 535 52 09
+ 41 56 450 91 25
https://www.moncada-legal.ch/
ana@moncada-legal.ch