El gobierno suizo podría imponer un toque de queda

El miércoles 8 debatiría los escenarios para las medidas.

0
2265
Alain Berset, miembro del Consejo Federal Suizo

El ministro de Salud Alain Berset, advirtió en declaraciones de prensa dominical que, las restricciones impuestas por el coronavirus no se reducirán hasta que se registre una clara disminución en las tasas de infecciones y decesos. Si decrece su cumplimiento, el Gobierno podría endurecerlas e incluso imponer un toque de queda. Y agregó que, el gobierno debatiría el miércoles próximo los escenarios para poner término a la recomendación de permanecer en casa, pero agregó que aún no se espera una decisión. “Hasta que la cantidad de personas infectadas y los ingresos a los hospitales disminuyan claramente, podremos considerar suavizar las reglas”, resaltó.

Sin embargo, existe una creciente presión para reabrir gradualmente la economía. En una entrevista con el periódico NZZ am Sonntag, Petra Gössi, directora del Partido Liberal Radical (PLR/centroderecha), pide la reapertura de todos los comercios que puedan cumplir con las medidas de seguridad del Gobierno, es decir, distancia de dos metros y normas de higiene.
“Si no hacemos esto, corremos el riesgo de socavar innecesariamente la comprensión pública de las medidas gubernamentales”, declaró al periódico.

Medidas adoptadas por el gobierno helvético
Todas las tiendas, mercados, restaurantes, bares y sitios de entretenimiento en el país estarán cerrados hasta el 19 de abril. Las escuelas y universidades también permanecerán cerradas y las clases se seguirán de manera virtual. Solo abrirán las instituciones médicas y las tiendas de alimentos.
Actualmente están prohibidas las reuniones de más de cinco personas y los infractores reciben multas de 100 francos.

Ante el desbocado escenario, Simonetta Sommaruga, presidenta de la Confederación Suiza, declaró una «situación extraordinaria» en el país, el nivel más alto en términos de la Ley sobre Epidemias.