Día de Reyes y el origen del tradicional roscón

0
808

Cada 6 de enero los niños esperan a Melchor, Gaspar y Baltasar, quienes les llevan regalos como al Niño Jesús.

El Día de los Reyes Magos en Latinoamérica es la oportunidad para continuar con la celebración de Navidad. Su origen es un conjunto de teorías basadas en el Nuevo Testamento de la Biblia.

Cada 6 de enero los niños esperan a Melchor, Gaspar y Baltasar para recibir regalos. El recién nacido Jesús de Nazareth es homenajeado con oro, incienso y mirra por cada uno de los Reyes, respectivamente. La historia viene de la Biblia, cuando se narra el nacimiento de Jesús. En el Evangelio bíblico se menciona a unos “magos” que siguen una estrella para hallar al rey de los judíos.  Esta historia fue llevada a otro suelo a partir de la década del siglo XV  producto de la colonización en América.

En Latinomérica
España influyó en la cultura de México, Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela, Colombia, Argentina, Paraguay y Uruguay. En estos países adoptaron la costumbre de celebrar cada 6 de enero donde sus majestades de Oriente son recibidas de diferentes maneras y su llegada se celebra con distintas tradiciones, aunque algunas se asemejen.

En Argentina los niños introducen la carta dentro de sus zapatos durante la noches anterior a los cuales dan lustre y ordenan para que sus majestades de Oriente sepan cuantos niños hay en la casa.

En Bolivia destaca más por la fraternidad entre familias que por los regalos de padres a hijos. De esta manera, es tradición en el país que durante el Día de Reyes las familias lleven sus belenes y nacimientos a las misas para que sean bendecidos antes de ser guardados hasta las siguientes Navidades. También es común que tras esto las familias se reúnan en la puerta de la iglesia para intercambiar figuras, adornos o incluso se regalen a familias más desfavorecidas.

En Chile no se celebra el Día de Reyes como tal. En cambio, sí existe una tradición del siglo XVIII muy arraigada en el país andino: la Pascua de Negros en la que se adora al niño Jesús y se come el clásico roscón de Reyes. El origen de este nombre proviene de las colonias del sur de Chile en las que los esclavos negros y mestizos celebraban el nacimiento del hijo de dios asociándolos a la figura del rey Mago Baltasar.

En Perú, ha caído en desuso la tradición de dar regalos a los niños en esta fecha. La celebración actual es la llamada Bajada de Reyes, que consiste en que una familia o comunidad realiza una pequeña celebración mientras se va desmontando el Nacimiento.

En México, en la localidad de Tizimin (Yucatán), se alberga el segundo santuario más importante del mundo en honor a los tres Reyes Magos. Esto denota la relevancia que dan a la festividad. Es tradicional comer el tradicional roscón en la noche de Reyes con chocolate caliente.

Los niños de Puerto Rico recorren los parques recogiendo trozos de césped, los cuáles depositan en una caja de zapatos a los pies de su cama para que cuando lleguen los Reyes Magos su camellos tengan algo que comer. A cambio, los magos de Oriente les dejan los regalos que los niños han pedido.

El origen del roscón

El origen del roscón no tiene nada que ver con la llegada de los Reyes Magos a Belén para adorar al Niño, sino que parece estar relacionado con las saturnales romanas, éstas que no eran más que fiestas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano en general pudiera celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno. Para estos festejos se elaboraban unas tortas redondas hechas con higos, dátiles y miel, que se repartía por igual entre los plebeyos y esclavos.   

Un siglo más tarde, a esa misma torta se le incluyó una haba, símbolo de la prosperidad y la fecundidad en aquel momento. De esta manera, aquel que encontrara el haba se le auguraba buena prosperidad para el resto del año y fungía como rey de reyes durante un breve periodo de tiempo. Sin embargo, la tradición no duró mucho porque cuando la religión cristiana asumió el poder y las celebraciones paganas como las Saturnales fueron desapareciendo, la costumbre de comer la torta con haba también desapareció, aunque no por mucho tiempo.

Algunos siglos más tarde, la tradicional torta con habas regresó pero esta vez a España, de la mano de Felipe V, y a Francia. Sin embargo, ya no era la misma torta de las fiestas Saturnales pues en vez de incluir solo habas, también se le incorporaban monedas de oro. Así, quien encontrara las monedas ganaba el premio, mientras aquel que encontrara el haba era considerado un perdedor y, por lo tanto, se le auguraba mala suerte durante todo el año. Se afirma que la idea de introducir una moneda fue de un cocinero de la corte francesa, que por aquel entonces quería sorprender al pequeño Luis XV.

Este manjar es, actualmente, el dulce típico e insustituible para estas fechas Navideñas en España y en muchos lugares del mundo donde se festaja el Día de Reyes. Suele gustar a todos por su variedad: sin relleno o relleno de nata, crema pastelera, chocolate, trufa…

Para todos aquellos que le gusta el Roscón de Reyes, les dejamos un poema que quien quiera lo puede leer antes de comerselo. En algunos lugares de España es tradicción leerlo antes de empezar su degustación.

He aquí el roscón de Reyes
tradición de un gran banquete
en el cual hay dos sorpresas
para los que tengan suerte.

En él hay muy bien ocultas
una haba y una figura,
el que lo vaya a cortar
hágalo sin travesuras.

Quien en la boca se encuentre
una cosa un tanto dura
a lo peor es la haba
o a lo mejor la figura.

Si es la haba lo encontrado
este postre pagarás
mas si ello es la figura
coronado y Rey serás.