Con alegría y solidaridad se repartieron sonrisas en Noche Buena

383

En la tarde del 24 de diciembre se llevó a cabo la acción solidaria «Una sonrisa en Navidad». La iniciativa nació del interés de un grupo de personas que decidieron tomar acción directa sobre el difícil momento que atraviesa mucha gente en situación de emergencia, apoyados por La Suiza Magazin repartieron más de 200 bolsas navideñas que contenían 2 panetones, galletas de chocolate, chocolatines, un trozo de torta y Gritibänz.

“Cuando le acercamos la propuesta a la panadería Steiner-Beck AG, Marco, uno de sus dueños, no dudó ni un segundo y puso a uno de sus mejores panaderos, Mario Balmer, a elaborar artesanalmente los panetones y Grittibänz para la acción solidaria”, contó una de las organizadoras. La solidaridad siguió contagiándose, Iberoal se percató de la acción en el momento que observó que se estaba produciendo y se sumó de manera espontánea con sus deliciosos dulces.

La organización estaba prevista instalarse en un punto fijo para que la gente se acerque en busca de la ayuda y el chocolate caliente, pero el frío fue muy intenso, y lejos de amedrentarse el equipo tomó fuerza y salió a recorrer distintos puntos de la ciudad repartiendo sonrisas.

Primera parada, alianza de felicidad:
Langstrasse se llenó del espíritu navideño al confluir “Una Sonrisa en Navidad” con “Vereine Njira”, la organización que acompaña y apoya a personas que se encuentran en una difícil situación en Suiza. Entre ambas organizaciones repartieron regalos y los productos preparados.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Njira (@njira.verein)

Langstrasse, Zúrich
Langstrasse, Zúrich

Segunda parada, una luz de esperanza:
La segunda parada fue Pfuusbus. El refugio de emergencia (perteneciente a la Fundación Social del Pastor Ernst Sieber), está abierto a personas que no tienen un lugar para dormir o cobijarse. El lugar es más que una cama caliente; también ayuda a romper con la soledad, la desesperanza y la exclusión. Los regalos ayudaron a tejer un puente a la esperanza de los presentes que recibieron sus regalos con mucha ilusión.

Pfuusbus, un lugar cálido para las personas sin hogar.
Pfuusbus, un lugar cálido para las personas sin hogar .

Tercera parada, repartiendo sonrisas para soñar:
Stadt Zürich Notschlafstelle, el refugio de emergencia ofrece a las mujeres y hombres sin hogar de la ciudad de Zúrich una cama para pasar la noche, comida e instalaciones para lavarse. Los empleados cuidan y asesoran a los usuarios y trabajan con ellos para encontrar soluciones de vivienda adecuadas. La alegría y la ilusión iluminaron los sueños de estas personas.

Stadt Zürich Notschlafstelle

Cuarta parada, sorpresa y emoción
SWS Iglu (también perteneciente a la Fundación Social del Pastor Ernst Sieber), es un sitio de emergencia para dormir, ofrece a los inmigrantes extranjeros solicitantes de empleo un lugar seguro para dormir de forma gratuita. El Iglú está abierto desde mediados de noviembre hasta mediados de abril y ofrece protección y calidez. Hay un total de 20 camas disponibles. Los empleados no podían ocultar su emoción al ver los rostros iluminados de los presentes que sorprendidos recibían sus regalos.

Iglú, refugio de emergencia en los meses de invierno.

Última parada, café, sopa y sonrisas:
El Café Yucca ubicado en Häringstrasse 21 en Zúrich, está abierto a todo el mundo. Ofrece un lugar de calma, pero también de encuentro, donde los invitados pueden hablar entre ellos y olvidarse de la vida cotidiana por unos momentos mientras juegan. Por la noche se sirve la cena. Siempre hay una olla grande de sopa en la estufa, esto es gratis para los invitados.

Ya sean adultos o jóvenes, con preocupaciones pequeñas o grandes, con discapacidades mentales o sin refugio: todos encontrarán un lugar en Café Yucca ubicado en el centro del casco antiguo de Zúrich.

La solidaridad hizo posible el sueño de un grupo de personas con ganas de llevar esperanza y alegría a quien la necesita y por los buenos resultados prometen repetir la experiencia para el próximo año.

Agradecimientos:
A todas las personas que hicieron posible esta iniciativa con su esfuerzo, con su colaboración y a todos aquellos que colaboraron económicamente:

Steiner-Beck AG, Mario Balmer, Ana Belen Garía, Pikante Restaurant, Swiss Aesthetic Clinics, Celeste Van der Graaf (Swiss Cosmetic), Esther Alvarez (Lalin Tapas Zürich),  Jesús, Necochea, Elke Pahudde, Ivonne Kaiser-Mejia, Beatriz Cortes, Jacquelin Balmer, Teresa Balzan Bonilla, Samuray Kuba, Argencol Suiza, Jaime Avila, María Alejandra Paccioretti, Liliana Gandur Tau y otras personas que prefieren mantener su anonimato.